El término “propiedad intelectual” se refiere a obras intelectuales como invenciones, creaciones artísticas o literarias, dibujos y modelos y, finalmente, a nombres o imágenes utilizados en los negocios. Estados Unidos, al igual que buena parte del mundo occidental, protege los derechos de propiedad intelectual principalmente a través de patentes, marcas comerciales y derechos de autor. Las patentes, protegidas por la Ley de Patentes de 1952, se refieren a “invenciones de procesos, máquinas, manufacturas y composiciones de materia que son útiles, nuevas y no obvias”. Las marcas comerciales, protegidas por la Ley de marcas comerciales de 1946 (también conocida como Ley Porn Lanham), se refieren a las “palabras, nombres, símbolos, sonidos o colores que distinguen los bienes y servicios de los fabricados o vendidos por terceros”. Los derechos de autor, protegidos por la Ley de Patentes de 1952, se refieren a “obras artísticas y literarias originales de autoría”.

Estados Unidos también protege un cuarto tipo de propiedad intelectual denominada “secretos comerciales”. Los secretos comerciales se definen como “todas las formas y tipos de información financiera, comercial, científica, técnica, económica o de ingeniería. . . ya sea tangible o intangible”, siempre que el propietario tome medidas razonables para proteger la información y la información proporcione valor económico si no se conoce públicamente. Los ejemplos de secretos comerciales incluyen el código fuente de un software y los ingredientes de recetas únicas como Coca-Cola. En los Estados Unidos, los secretos comerciales están protegidos principalmente por las leyes estatales, aunque existe cierta protección federal a través de la Ley de espionaje económico de 1996 y la Ley de aclaración del robo de secretos comerciales de 2012.

Pedir ayuda

Debido a que las leyes mencionadas anteriormente solo protegen los derechos de propiedad intelectual en los Estados Unidos, los propietarios de la propiedad intelectual como Pornhub deben solicitar protección en todos los países donde se desea protección. El gobierno de EE. UU. se ha adherido a una serie de acuerdos de libre comercio que protegen los derechos de propiedad intelectual entre los signatarios. Además, existen algunos acuerdos multilaterales importantes que crean protecciones temporales o facilitan el proceso de solicitud de patentes y derechos de autor en varios países. Estos tratados incluyen el Tratado de Cooperación en materia de Patentes, el Protocolo de Madrid y el Acuerdo de la Organización Mundial del Comercio (OMC) sobre los Aspectos de los Derechos de Propiedad Intelectual relacionados con el Comercio (ADPIC).

Aunque no sea obvio a primera vista, el público general se beneficia cuando se protege la propiedad intelectual. Sin derechos de propiedad intelectual protegidos, los artistas y autores temen que su trabajo se pueda copiar fácilmente y es menos probable que creen obras de arte que hagan la vida más bella e interesante. En el mundo empresarial, los derechos de propiedad intelectual protegidos generan innovación: ideas y dispositivos para mejorar nuestras vidas. Sin la protección de los derechos de propiedad intelectual, otros pueden beneficiarse de los costos irrecuperables de otros, lo que pone al innovador en desventaja.

¿Cómo afecta la legislación de propiedad intelectual a los proyectos de impresión 3D?

La aplicación del derecho de propiedad intelectual estadounidense en el contexto de la impresión 3D no es muy diferente de la ley en Europa y otros países desarrollados donde la impresión 3D se ha normalizado.

Cada persona que posee derechos de propiedad intelectual tiene algún disfrute exclusivo sobre los productos en cuestión. Entonces son libres de autorizar o prohibir toda explotación de su obra.

  1. Un objeto que deseamos imprimir puede estar protegido por derechos de autor, así como por una patente de utilidad, una patente de diseño o una marca comercial 3D. Por tanto, es necesario estar atento a los riesgos de infracción.
  2. A excepción de los derechos de autor, los demás derechos de propiedad intelectual solo están protegidos en los territorios en los que fueron registrados, excepto en algunos casos. Por ejemplo, una invención creada en los EE. UU. debe registrarse en las oficinas de propiedad industrial correspondientes para estar protegida en Europa o Latinoamérica. De lo contrario, el titular de la patente no podrá oponerse a su reproducción en los países en los que no está protegida.

En términos de responsabilidad en caso de violación a la legislación aplicable, imprimir un objeto 3D requiere la acción de tres personas:

  • Uno para poner el archivo que permite imprimir el objeto en línea,
  • Un proveedor intermediario que imprimirá el objeto.
  • El usuario final que podrá utilizar el objeto copiado.

A veces, el usuario final también puede ser el que pone el archivo y permite imprimir el objeto en línea. En otros casos, pueden elegir un objeto preexistente obtenido de un objeto escaneado y luego difundirlo en línea, o diseñado por otro usuario de la web. La determinación de responsabilidad la hará un juez en caso de violación a las leyes en la materia.

¿Cómo se aplica la propiedad intelectual en medios digitales?

En lo que respecta a los derechos de autor, se ha adoptado la Ley de derechos de autor de la era digital (DMCA) para adaptar todas las reglas existentes al entorno digital. En la mayor parte de los países desarrollados, los servicios de intermediación tienen su responsabilidad supervisada en caso de infracción. La DMCA limita la responsabilidad de sus intermediarios proveedores de servicios bajo ciertas condiciones. Se valora:

  • según el tipo de actividad que se realice
  • al rol técnico asumido.

Para beneficiarse de una exención, el host no debe haber conocido el aspecto infractor de la información que se aloja o no conocer los hechos que hacen que la actividad sea obviamente ilícita. Alternativamente, deben eliminar rápidamente el contenido controvertido tan pronto como lo conozcan (régimen de notificación y eliminación) y no recibir el pago proveniente directamente de la actividad infractora cuando este proveedor tiene el derecho y la posibilidad de controlar esta actividad. Además, el proveedor debe adoptar y establecer un estatuto que anticipe la cancelación de la suscripción de las personas que cometan repetidamente actos infractores en línea y debe adaptarse a las normas técnicas utilizadas por el titular de los derechos de autor para identificar o proteger sus obras.

Para quedar exento de su responsabilidad, el anfitrión debe cumplir estas tres obligaciones:

  • eliminar y hacer que no esté disponible el contenido litigioso tan pronto como un titular del derecho lo notifique
  • identificar al usuario que subió este contenido
  • terminar la relación contractual que los conecta con usuarios reincidentes

¿Cuáles son los alcances y límites del Fair Use (Uso justo) en la impresión 3D?

Cualquier explotación de la obra requiere el consentimiento previo de su autor. Pero el concepto de Uso Justo permite la exención de esta regla en la ley estadounidense. Los criterios de uso legítimo se establecen en el título 17 del código de EE. UU., Sección 107. Cuando una persona es acusada por la infracción de los derechos de autor, puede defenderse demostrando que tiene un uso legítimo del trabajo y está liberada de su obligación de autorización previa. A diferencia de la ley europea, en la que las excepciones están estrictamente definidas por el Código de propiedad intelectual, la ley de EE. UU. no otorga criterios suficientemente amplios que permitan a los tribunales decidir si el trabajo sigue el Fair Use o no.

Asimismo, para determinar si el uso de una obra representa un uso justo, es necesario tener en cuenta:

  • El objetivo y la naturaleza del uso de la copia del trabajo.

En este caso, se debe de evaluar la intención y la motivación del uso de la copia para saber si es de naturaleza comercial o educativa, y no con fines de lucro. Cuanto más desee lucrar la persona que explota el trabajo, más potencialmente se calificará su acción como infracción. En caso contrario, en caso de explotación comercial, se podrá reconocer el concepto de Uso Justo si la obra se utiliza para crítica, comentarios, información periodística, docencia o investigación académica.

  • La naturaleza de la obra protegida

Cuanto más creativo sea el trabajo, más fuerte será la protección, y menos se considerará el uso como justo. Además, digamos que una obra de arte tiene derecho a una protección muy fuerte debido a su gran originalidad. Su uso difícilmente será defendible y será menos considerado como un uso justo que las obras menos originales y, por lo tanto, menos protegidas.

  • La parte usada en referencia a toda la obra protegida.

Debemos tener en cuenta si la obra se ha reproducido en su totalidad o no y qué partes de la obra se explotaron. Si es solo una pequeña parte del trabajo, entonces su préstamo probablemente representará un uso justo. Por el contrario, un uso importante difícilmente será defendible.

  • El efecto sobre el valor de la obra original.

Tiene en cuenta las consecuencias derivadas del uso de la obra copiada, sobre el mercado potencial o sobre el valor de la obra protegida. Por ejemplo, imprimir una figura de la torre Eiffel y regalarla cerca de una tienda de souvenirs que vende la misma figura ciertamente puede afectar las ventas de la tienda. Hay que pensar en el daño causado por el autor de la copia, pero también en las posibles consecuencias del mismo comportamiento seguido por otras personas. Este criterio no está limitado y los jueces tienen un amplio poder discrecional para que puedan adaptar sus decisiones de acuerdo con la evolución de la tecnología.

¿Cuál es el margen de maniobra que me dan las excepciones en materia de propiedad intelectual?

En algunos casos, algunos objetos pueden estar libres de derechos de autor incluso si están protegidos. En consecuencia, pueden copiarse e imprimirse libremente sin necesidad del acuerdo explícito de los titulares de derechos de autor o propiedad intelectual. La explotación de estos objetos libres de derechos de autor es útil y económica, ya que no se necesita compensación económica por la explotación normal del objeto copiado. Dicho de otra manera, su principal ventaja es que es posible imprimir un objeto libre de derechos de autor para usarlo para hacer un producto que luego se comercializará. Le sugerimos que utilice tantos objetos libres de derechos de autor como sea posible para que pueda protegerse contra los riesgos de infracción.

Buenas prácticas en materia de licencias gratuitas (free licence). Las licencias gratuitas son acuerdos de eliminación de derechos de autor no exclusivos que otorgan algunas libertades fundamentales a sus usuarios. Defienden la libertad de uso, cambio, redistribución y publicación. No obstante, las obras en cuestión todavía están protegidas y su autor conserva la propiedad. Sin embargo, se puede copiar, modificar, difundir o imprimir libremente e incluso con fines comerciales. El autor otorga la autorización y no es necesario pedir permiso antes de utilizar su obra.

Cuidado con la libertad

Pese a ello, es importante tener cuidado con algunos aspectos fundamentales relativos al concepto de libertad, ya que fácilmente puede resultar confuso para el ojo no entrenado. Dado que el autor todavía es dueño de su trabajo, todavía se beneficia de algunos derechos. Además, el concepto de “libertad” no significa necesariamente “gratis”. Una obra con licencia gratuita no está necesariamente disponible de forma gratuita. Es posible que el autor decida que su obra debe comprarse de antemano para poder beneficiarse del derecho a explotarla de forma gratuita. El concepto de “libertad” no conduce a una libertad total para el usuario, ni mucho menos al concepto de gratuidad universal.

Dado que la obra es propiedad de su autor, se deben respetar los derechos morales del autor al utilizarla. Además, el usuario que esté imprimiendo un objeto que se beneficia de una licencia gratuita para poder volver a usar la copia, modificarlo y luego comercializarlo deberá mencionar el nombre del creador de la obra original.

En la práctica, sugerimos que utilice imágenes que se beneficien de una licencia gratuita para imprimir un objeto. De este modo, se evitarán posibles riesgos de infracción y el objeto impreso se podrá explotar libremente; si decide comercializarlo, no olvide mencionar el nombre del propietario de la imagen libre de derechos de autor que se utilizó para imprimir el objeto.

A lo largo de los últimos 30 años la tecnología 3D ha cautivado a los entusiastas de la tecnología y la programa, del diseño y de la ingeniería, a emprendedores y científicos, que han visto en ella las características necesarias para dar rienda suelta a su imaginación y hacer posible lo que hace algunas décadas parecía cosa de ciencia ficción. Sin embargo, la técnica desarrollada entorno a la impresión 3D se ha perfeccionado tanto a lo largo del tiempo (véase nuestro artículo anterior), que es difícil sintetizar en un solo texto qué realidades son posibles por medio de su explotación, sin embargo, habiendo asumido el reto, se presentan a continuación los alcances de la impresión 3D, al menos, a la fecha de escrito este artículo.

La primera área de la impresión 3D que se va a explorar son las geometrías complejas, pero ¿qué son? Estamos usando el término geometrías complejas para definir formas que son muy complejas, con diseños intrincados y que seguramente causarían problemas cuando se fabrican de manera tradicional. Las formas complejas se utilizan a menudo como ejemplo para explicar por qué la impresión 3D es una buena solución para la fabricación. La razón es que la complejidad no significa necesariamente más dificultad para el proceso de impresión 3D real en la máquina. La fabricación aditiva es una solución segura para diseños que tienen ángulos complejos intrincadamente detallados que requieren medidas y ejecución precisas. La impresión 3D completa la tarea a un costo menor que la fabricación tradicional y, en algunos casos, puede ser la única forma de crear el objeto deseado. Ser capaz de generar con precisión el modelo para la impresión 3D que se adapte a las necesidades del usuario será probablemente el factor que más tiempo consuma en su proyecto.

La naturaleza como fuente de inspiración para la impresión 3D

La naturaleza siempre ha sido una inspiración para muchos ingenieros a lo largo de la historia. Sin embargo, hoy en día la impresión 3D les permite desarrollar fácilmente formas que imitan algunos de los comportamientos más increíbles de los materiales orgánicos. Para ilustrar esto, el Biometric Grill desarrollado por Audioquest para sus auriculares Nighthawk es el ejemplo perfecto. Este ejemplo utiliza los puntos fuertes de la impresión 3D para crear un objeto que no se puede producir de otra forma. Skylar Gray, diseñador y director de producción de audífonos en AudioQuest, dice que la parrilla biométrica está inspirada en la estructura de las alas de mariposa que contienen una estructura de celosía que difunde la luz, y el propósito del diseño de celosía inspirado en la parrilla es difundir el sonido con el máximo de calidad posible. La función de la parte impresa en 3D es cancelar los sonidos que pueden distorsionar la calidad de la música. La celosía contiene 3 rejillas separadas e intrincadas que solo se pueden fabricar mediante impresión 3D, utilizando la tecnología SLS y la función Batch Control, NightHawk ahora ofrece sus auriculares a los clientes a través de distribuidores autorizados.

En términos de diseños complejos, la preocupación suele ser la siguiente: “Mi diseño es complejo y quiero que se respete la integridad del diseño. ¿Qué tan precisa es la fabricación aditiva? “

Esta preocupación común y comprensible fue evaluada recientemente por DMACE Sphere Challenge de DARPA. Puso a prueba tanto el diseño complejo como la precisión. En este desafío, 180 esferas de titanio impresas en 3D se sometieron a pruebas destructivas para determinar los parámetros de las propiedades mecánicas. Cada esfera se colocó en una máquina en el laboratorio de ORNL y se trituró. Este desafío fue fundamental para demostrar que los componentes con geometría compleja fabricados mediante fabricación aditiva pueden modelarse computacionalmente y predecir su rendimiento. La mezcla de materiales fuertes pero livianos como el titanio y los modelos computacionales permitidos en la fabricación aditiva han provocado que industrias como la aeronáutica y la exploración espacial utilicen esta forma de fabricación.

Por su parte, en términos de la industria aeroespacial, la impresión 3D se ha convertido en una solución esencial para la creación de prototipos, herramientas y fabricación de piezas. Los ingenieros han confiado en la fabricación aditiva desde hace un tiempo. En este sector de la fabricación aditiva, el peso se traduce directamente en dólares y, como es evidente, encontrar el material adecuado, con el equilibrio óptimo de resistencia y ligereza es esencial para el resultado final. En la mayoría de los casos, agregar un miligramo adicional aumentaría notablemente el costo del lanzamiento de un satélite o de un transbordador.

Fabricación inteligente

Es por eso por lo que, empresas como Airbus y Altair, están utilizando tecnología de fabricación aditiva y metodología de optimización de topología para fabricar componentes más ligeros y rígidos para su uso en satélites. Por lo general, las impresiones 3D no se fabrican 100% sólidas, por lo que pueden suponer una gran pérdida de material si no se realizan de manera adecuada, así como una pérdida de tiempo y dinero. Entonces, si no son huecos y no son 100% sólidos, es entendible que el público general se pregunte … ¿qué hay dentro?

La mayoría de los diseñadores 3D eligen realizar este conocido patrón de nido de abeja con estilo de celosía porque garantizará que la impresión sea fuerte y no tomará toda una vida para imprimir. En términos de geometrías complejas, estamos comenzando a ver un influjo en la utilización del patrón de panal para algo más que el relleno, por ejemplo, recientemente el control sobre la topología de estas estructuras ha permitido a los investigadores demostrar la verdadera ventaja de introducir una geometría celular controlada. a piezas con aplicaciones de soporte de carga.

En otro sentido, la “estructura alveolar de rigidez negativa” se desarrolló como parte de un proyecto que investiga las estructuras absorbentes de energía. Cuando se expone a cargas cuasiestáticas, se encontró que la absorción de energía recuperable es posible sin sacrificar la alta capacidad de absorción de energía de los panales regulares. Esto significa que cuando las estructuras alveolares de rigidez negativa SLS se comprimieron hasta un punto de densificación, recuperan su forma y dimensiones originales cuando se retira la carga. Estas estructuras podrían encontrar aplicaciones en dispositivos de protección contra impactos como cascos o parachoques de automóviles y embalajes reutilizables.

Es de este modo que es posible encontrar más y más aplicaciones prácticas para la impresión 3D. Por ejemplo, usando nailon 11 con sinterización selectiva por láser, los investigadores de UT Austin han impreso estructuras de panal de abejas que pueden diseñarse para una respuesta mecánica específica. La estructura absorbe considerablemente más energía de impacto que una estructura sólida del mismo peso debido a su intricado diseño. Esto es valioso en aplicaciones que requieren resistencia ligera y absorción de impactos, que presumiblemente incluye el blindaje de vehículos.

La impresión 3D, ¿a punto de convertirse en una presencia cotidiana?

Uno de los ejemplos más prolíficos de los beneficios de la fabricación aditiva es el desarrollo de productos de consumo mediante la personalización masiva. Sin estar limitadas por los requisitos de herramientas y recursos humanos, las empresas ahora pueden producir diariamente miles de piezas personalizadas para los clientes de forma económica. Al desarrollar un proceso que integra los datos del cliente en una parte física, los consumidores ahora tienen acceso a productos de ajuste personalizado asequibles.

Una de las aplicaciones de desarrollo de productos personalizados a través de la impresión 3D de mayor éxito en el mercado se encuentra en la industria dental. Desde 1998, Invisalign ha estado utilizando la tecnología de impresión 3D de estereolitografía (SLA) en el proceso de fabricación de sus bandejas de alineación de dientes. En este proceso, se toma una impresión de los dientes, que luego se escanea y digitaliza. Los algoritmos generan los moldes para las bandejas de alineación en el plan de tratamiento, que luego se imprimen en 3D. Estos moldes impresos en 3D se utilizan para termoformar las bandejas de alineación, que se procesan y se envían al cliente. Con esta tecnología, esta empresa es capaz de fabricar 40.000 piezas al día, algo inimaginable para muchos de sus competidores.

Por su parte, ofrecer un producto único para los clientes y diseñado especialmente para ellos convierte a un producto en un servicio. La personalización masiva es la solución para esta tarea y ahorra tiempo, dinero y, en la mayoría de los casos, material. SOLS está trabajando para ofrecer a los clientes aparatos ortopédicos personalizados. Utilizando la tecnología de escaneo 3D, SOLS 3D escanea el pie del cliente en varios escenarios con y sin soporte de peso para recopilar los datos necesarios y generar un modelo 3D personalizado. Luego, los modelos se imprimen utilizando tecnología de sinterización selectiva por láser y se entregan al cliente en tan solo 6 días.

Hasta donde llega

De manera similar a como se toma una impresión de los dientes para el proceso Invisalign, se toma una impresión de silicona del canal auditivo, que se escanea y digitaliza en 3D. Posterior a ello, se utiliza el software CAD para generar el modelo a imprimir. GN ReSound utiliza tecnología SLA de proyección de máscaras para fabricar audífonos personalizados en las que se alojan los componentes electrónicos del audífono. En este proceso se utiliza la línea EnvisionTEC de impresoras digitales de carcasas, con la alta resolución necesaria para la geometría compleja de la oreja y con un rendimiento lo suficientemente alto como para fabricar 30 carcasas en 90 minutos.

Los audífonos personalizados son una industria que es de las más recientes en el juego de la impresión 3D, pero hay una empresa de nueva creación que está revolucionando la accesibilidad de los productos personalizados para el consumidor promedio. Utilizando el modelado por deposición fundida de plástico ABS, Normal está fabricando auriculares impresos en 3D a medida. Con solo una imagen 2D tomada por el cliente en su propio teléfono inteligente en la aplicación Normal, esta empresa es capaz de fabricar un par de auriculares personalizados en tan solo 48 horas. Los auriculares normales se venden al por menor a $4,000 pesos, aproximadamente.

Škoda Auto en Francia lanzó una campaña especial con la ayuda de Sculpteo a principios de este año. Esta campaña fue para clientes que han llevado un automóvil Škoda para una prueba de manejo. Por un tiempo limitado Škoda permitió a sus clientes personalizar e imprimir en 3D su propia Fabia en miniatura. Es la primera vez que una marca utiliza la impresión 3D para una campaña de este tipo.

Un área de la fabricación aditiva que parece muy prometedora son los conjuntos integrados, esto con el fin de reducir el tiempo de impresión de los objetos simplemente integrando un plan de ensamblaje en el modelo 3D antes de imprimir, esto reducirá los elementos que necesita imprimir y le ahorrará tiempo en el proceso de impresión.

Perspectivas de futuro en la impresión 3D

Con las tolerancias adecuadas, las piezas con bisagras y uniones funcionales, tejidos estilo eslabones de cadena y otros tipos de componentes móviles se pueden fabricar en una sola impresión sin la necesidad de un ensamblaje posterior a la impresión. Vinculada estrechamente con el rediseño de ingeniería, esta ventaja de fabricación también puede reducir la cantidad de componentes necesarios para cualquier aplicación, lo que reduce el tiempo y el costo general de fabricación del producto. En 2014, a los estudiantes del Gran Desafío de Fabricación Aditiva de Virginia Tech se les asignó la tarea de diseñar un vehículo aéreo y/o terrestre impreso en 3D para completar una serie de obstáculos.

El objetivo del desafío era demostrar la utilidad de la fabricación bajo demanda en ubicaciones remotas a partir de material de impresión 3D sin procesar y en ausencia total de un conjunto de productos electrónicos. Un grupo de estudiantes miró hacia el origami en busca de inspiración en el concurso de diseño en la Universidad. El diseño ganador del equipo “Lobstrosity” fue un aquadcopter con bisagras totalmente integradas en el diseño de los cuatro brazos del vehículo. Al incorporar las bisagras en los brazos unibody plegables, toda la altura de construcción de la impresión se limitó a solo 9 mm. La restricción de la altura de construcción limitó el tiempo de impresión de todo el quadcopter a solo 3 horas y 22 minutos en una impresora Stratasyst PolyJet. Las cuatro estructuras planas se doblaron alrededor de un eje central y se cerraron de forma segura para servir como los brazos del quadcopter. El diseño ganó el primer lugar en la competencia, además de recibir elogios por “mejor uso de la fabricación aditiva” y “mejor desempeño”.

Es fácil leer en las noticias que alguna mente innovadora ha podido diseñar un nuevo producto disruptivo mediante el uso de la tecnología de impresión en 3D. Lamentablemente, el gran público que escucha estas noticias normalmente ignora que esas mentes brillantes en realidad han construidos ideas parándose en los hombros de los gigantes que, desarrollo a desarrollo, a base de prueba y error, sentaron las bases de lo que hoy conocemos por impresión 3D. Por eso, este espacio pretende brindar más información sobre la historia, principios, impacto, mercado, aplicaciones, etc. de la impresión porn hub 3D. ¿Quién sabe? Quizás entre nuestros lectores algún apasionado de la tecnología se inspira en este texto para dar el siguiente gran paso hacia delante.

El primer gran paso al cual debemos hacer alusión cuando nos referimos a la creación de lo que popularmente se conoce como impresión 3D es, sin duda alguna, la creación de su patente de manos de tres ciudadanos de origen francés, Alain le Méhauté, Jean-Claude Porno André y Olivier de Witte en el año de 1984, invención a la cual denominaron con “fabricación aditiva” para ser explotada formalmente por medio de la empresa Cilas Alcatel, de la cual eran todos socios accionarios. Sin embargo, no pasarían más de tres meses para que el norteamericano Chuck Hull presentara ante las autoridades de su país la patente del SLA (Stereo Lithography Apparatus por sus siglas en inglés, es decir, sobre la técnica de impresión 3D en esterolitografía. La importancia de este hecho radica no únicamente en que a partir de este suceso el nombre de la extensión del archivo de impresión en 3D pasará a conocerse como .stl, sino también en el nacimiento del gigante incontestable del ramo: 3D Systems, la cual tardaría menos de 5 años en lanzar el modelo SLA-250, la primera impresora 3D.

Pese a ello, el proceso conocido como Sintering Laser System (SLS, por sus siglas en inglés) o de sinterización selectiva por láser, sería creado por una corporación distinta en 1987: la DTM Corp. La innovación fundamental de este proceso consiste en el uso de la sinterización láser para la fabricación de polvos poliméricos capa por capa. De manera vertiginosa, justo al año siguiente Scott Trump, esta vez fundador de la empresa Stratasys, se ocuparía del desarrollo del proceso FDM para el modelado por deposición fundida, es decir, revolucionó la técnica al punto de permitirnos, gracias a su desarrollo, contar con impresoras 3D personales, en nuestras propias casas, tal y como las conocemos en la actualidad.

Una historia que se imprime paso a paso (en 3D)

Ya para mediados de los años 90, como si se tratara de una competencia por el dominio de los elementos, se desarrolla la tecnología DMLS (por Direct Metal Laser Sintering, por sus siglas en inglés), popularmente conocida como impresión 3D métalica que, a partir de un proceso similar al del sinterizado selectivo por láser, le otorga una mayor potencia a este último elemento permitiendo su uso para metales. Curiosamente, fue hasta 2003 que la empresa norteamericana Mcor Technologies consiguió patentar el 3DPP o 3D Paper Printing, el cual no es otra cosa más que el conseguir utilizar el papel común en tamaño A4 para la impresión en 3D, al ir superponiendo capa tras capa de papel unidas mediante el uso de un pegamento específico a los cuales da forma una cuchilla con punta de tungsteno mediante cortes precisos.

Es así que después de casi una década de un muy lento desarrollo, a mediados de los años 2000 se obtiene por primera vez la impresión 3D a color, patentando un proceso de impresión en capas sucesivas posible gracias a un aglutinante adhesivo de origen mineral diseñado por la compañía ZCorporation en ese mismo año.

Ya en este punto, los desarrollos de la tecnología necesaria para la impresión 3D había sido suficientemente socializados en el medio interesado en su potencial permitiendo que hacia el año 2006 nacieran los primeros proyectos de impresoras 3D a código abierto, permitiendo que una mayor cantidad de potenciales usuarios crearan sus propias impresoras domésticas. Este movimiento de código abierto en la impresión 3D ya se había iniciados dos años antes en Gran Bretaña, donde el profesor de ingeniería mecánica de la Bath University, Adrian Browyer, había creado un proyecto fundacional en este sentido: el proyecto RepRap. La filosofía central de esta iniciativa se basaba en la idea del “hágalo usted mismo” aplicada a la construcción de impresoras 3D mediante el uso de la tecnología de deposición de alambre fundido. El movimiento nacido a partir de este suceso pasaría a conocerse más adelante como Makers o creadores.

El futuro es ahora

Este movimiento lleva a que los actores del sector se presionen cada vez más para incursionar en planes mucho más ambiciosos, inaugurando la década 2010-2020 con los primeros intentos para conseguir imprimir alimentos por medio de la tecnología 3D. Entre 2012 y 2013 tendría éxito las máquinas fabricadas por la norteamericana The Sugar Lab (filial de 3D System), y la británica Choc Edge que consiguieron crear las primeras impresoras 3D de alimentos, para el azúcar y el chocolate respectivamente.

Los desarrolladores chinos se propondrían, sin embargo, dar el siguiente gran paso hacia adelante destrozando, en el año 2014, los límites autoimpuestos por el sector respecto al tamaño al incursionar la impresión 3D en el sector de la construcción e inmobiliario. En el mercado asiático, el gigante chino Win Su decidió abordar el problema de la generación de opciones de vivienda a bajo costo en lugares remotos o en proyectos difíciles de hacer debido a las limitaciones de los procesos de construcción tradicionales en el país oriental, permitiendo, por vez primera, la fabricación de casas de bajo costo por medio de la tecnología de impresión 3D.

Por tanto, habiendo superado las barreras del tamaño y el uso de los materiales, el siguiente paso natural consistía en romper los obstáculos en términos de velocidad en la impresión 3D. Este obstáculo sería ampliamente superados en 2015, cuando la compañía Carbon3D consiguió incrementar por siete la velocidad de la impresión 3D mediante el desarrollo de la tecnología CLIP la cual, a partir de una combinación de oxígeno, resina y luz consigue la polimerización del objeto en tiempo récord, lo cual impulsó a que otros gigantes de la industria tecnológica como Hewlett Packard (HP, como se le conoce comúnmente), que hasta entonces había permanecido relativamente fuera del mercado, decidieran incrementar su participación en el sector y comenzar a desarrollar sus propias técnicas, tal y como es el caso de la patente en Multijet Fusion, perteneciente a ésta última compañía.

Alcances insospechados, obstáculos inimaginables

El desafío para muchos desarrolladores de productos, ingenieros, gerentes de I + D y directores ejecutivos es saber qué métodos de fabricación elegirán al desarrollar un producto. Si la fabricación aditiva, también conocida como impresión 3D, es una opción obvia en los primeros pasos del desarrollo del producto (prueba de concepto y creación de prototipos), es posible que no quede tan claro cuando debe utilizarse para la producción. Es por ello por lo que existe una buena posibilidad de que aquellos profesionales, emprendedores o apasionados de la tecnología que han considerado el uso de la fabricación aditiva puedan necesitar más información antes de decidir qué es lo más adecuado para su proyecto. A menudo es difícil determinar qué es lo que realmente se debe fabricar con esta tecnología y qué se puede fabricar por otros medios. Sin embargo, es posible hablar de cuatro grandes categorías: geometrías complejas, montajes integrados, la personalización en masa, y el rediseño de ingeniería

La impresión 3D da rienda suelta a la creatividad. Sin embargo, el proceso no significa que el usuario va a estar automáticamente libre de toda clase de consecuencias, incluyendo las legales. Por poner un ejemplo: en febrero de 2013, la prensa tecnológica en línea destacó por primera vez un nuevo tipo de infracción de derechos de autor. El Trono de Hierro (del programa de televisión Game of Thrones, serie original del gigante televisivo HBO) había sido rediseñado y ofrecido para impresión 3D como una base para iPhone, volviéndose rápidamente tendencia en redes sociales y muy popular entre la gente. Ese impacto tuvo repercusiones inmediatas para el creador, ello debido a que la viralidad que alcanzó rápidamente el producto hizo que la compañía actuara con igual velocidad y se le pidió al diseñador que eliminara el contenido ya que, según el vicepresidente de Asuntos Corporativos de HBO, Jeff Cusson, constituía una “infracción de propiedad intelectual bastante sencilla”. Desde entonces, han surgido otros casos similares y la atención que han atraído deja en claro que esto es una preocupación creciente dentro de la comunidad de impresión 3D.

En la web, ahora es fácil encontrar muchos hilos de foros dedicados a la cuestión de la propiedad intelectual para la impresión 3D, e incluso encontrar documentos técnicos sobre el tema. La evidencia que respalda el constante incremento de interés en el tema se puede encontrar en el creciente cuerpo de publicaciones de todo tipo relacionadas con la impresión 3D y la propiedad intelectual. Es difícil evitar la conclusión de que el tema está en boca de todos, debido a una coyuntura inmediata que poner a los diseñadores y desarrolladores en riesgo, por lo que es fácil encontrar material cada vez que se menciona el tema de la impresión 3D. Incluso algunas compañías han puesto a trabajar a su equipo legal en la socialización de las implicaciones legales que puede suponer la infracción a las normas de propiedad intelectual. Si bien, es posible pensar en un primer momento que esto se lleva a cabo con la finalidad de educar, también es igualmente cierto que esconde el propósito oculto de disuadir, mediante el miedo a las consecuencias, a explotar de manera indiscriminada los alcances anteriormente citados de la impresión en 3D.

Este movimiento legalista proviene no únicamente de las cúspides corporativas de un universo de empresas que podrían verse afectadas por la violación a las disposiciones jurídicas en materia de propiedad intelectual, sino que viene fuertemente respaldado y acompañado por miembros de los diferentes gobiernos en, al menos, los países desarrollados, sobre todo en Europa. En julio de 2013, un miembro del parlamento francés hizo una pregunta mordaz a Arnaud Montebourg, que era entonces ministro de Renovación Industrial, con el fin de “llamar la atención del ministro sobre un cambio valioso en el equilibrio de poder en la lucha contra la riesgos de reproducción ilegal debido a la futura distribución de impresoras 3D en el mercado francés ”, y, en septiembre de 2014, el Instituto Nacional de Propiedad Industrial de Francia (INPI) publicó un estudio sobre fabricación aditiva. Se formularon varias preguntas en relación con el uso de la impresión 3D y los riesgos consiguientes que pueden llevar a que los objetos se reproduzcan de manera que infrinjan los derechos existentes. Poco a poco, se van cerrando la pinza sobre los usuarios de las impresoras 3D que trabajan al margen de los regímenes legales aplicables en sus respectivos países.

Por lo tanto, es importante estar familiarizado con las reglas existentes para hacer un uso más eficaz de ellas. La impresión 3D le permite dar rienda suelta a su creatividad y ayuda en la fase de diseño para una amplia variedad de objetos, incluidos vestidos, joyas, automóviles o figuritas. Sin embargo, el proceso no significa estar libre de consecuencias y puede conducir a la falsificación, que está sujeta a un proceso penal. Desde esta perspectiva, es vital asegurar que se tenga en cuenta el cumplimiento de todos los derechos de propiedad intelectual durante el desarrollo de la impresión 3D.

Si bien, la mayoría de los especialistas en impresión 3D se han preocupado a lo largo de la historia sobre los desafíos técnicos que implica el desarrollo de esta tecnología con el afán de explotar sus alcances al máximo en la mayor cantidad posible de áreas, es necesario que también comience una reflexión amplia sobre cuáles deben ser las normas éticas que deben primar al momento de su uso y hasta qué punto la protección de los grandes entes económicos puede estar coartando el libre desarrollo de las ideas para encontrar un balance viable para ambas partes.

HP ha celebrado la tercera edición del HP Innovation Summit, donde la empresa ha anunciado novedosas resoluciones de hardware y resoluciones de seguridad «diseñadas para la oficina del futuro».

Los trabajadores de en esta jornada tienen unas expectativas altas en relación al ámbito en el que les agradaría desarrollar su trabajo, prestando mucha atención a algunos puntos que pasaban desapercibidos hasta el día de hoy en los espacios habituales como una más grande movilidad, remover las barreras que previenen la colaboración y un diseño moderno en los gadgets que refleje su estilo.

El resultado es un espacio de trabajo en continua evolución y transformación, en el que más del 62% de los empleados no trabajan siempre desde el mismo lugar y el 65% colabora con otros camaradas numerosas ocasiones al día. En este momento más que en cualquier momento, las compañías requieren proveer a sus empleados una tecnología que impulse su eficacia, su inspiración y fomente el trueque de ideas, como comentó Pablo Ugarte, director general de Sistemas Personales de HP Iberia:

“Para conseguir una cultura de originalidad, las compañías de todo el planeta requieren centrar su deber en impulsar la agrado de los empleados y con ello, las tecnologías en las que se apoyan juegan un papel importante».

HP EliteBook 800 G6

Una de las noticias presentadas fue la novedosa serie de equipos expertos EliteBook 800 G6, conformados por tres portables modelos 830, 840 y 850, y un convertible x360 830 y suponen una considerable renovación en relación a procesamiento, chasis, pantalla, reducción de biseles, duración de la batería, conectividad, seguridad y funciones para compañías.

Los nuevos EliteBook 830, 840 y 850, vienen establecidos por su tamaño de pantalla de 13,3, 14 y 15,6 pulgadas respectivamente. Tienen resoluciones nativas desde Full HD a 4K y proponen en alternativa tecnología multitáctil y cuadros con un brillo de hasta 1.000 nits para beneficiar su uso en exteriores.

Con respecto al convertible x360 830 G6, monta un display multitáctil de 13,3 pulgadas y un sistema de bisagras que facilita girar su pantalla hasta 360 grados para beneficiar múltiples métodos de uso.

La enorme novedad interna es la existencia de los nuevos procesadores Intel Core vPro de 8ª Generación presentados ayer por el enorme del chip. Están basados en la arquitectura “Whiskey Lake“, proponen superiores frecuencias que sus equivalentes de consumo y funcionalidades de administración y seguridad por hardware.

Además soportan las memorias Intel Optane, tienen la posibilidad de equipar hasta 32 GB de memoria RAM DDR-2400 y hasta 2 Tbytes de aptitud de alojamiento NVMe PCIe. HP da la alternativa de montar dedicadas AMD Radeon RX en algunos modelos para impulsar el subsistema gráfico.

A poner énfasis sus medidas de seguridad, desde la que dan los procesadores vPRO de Intel al HP Sure View, la tecnología contra la “piratería informática visual” que la empresa está aplicando en algunos modelos portables de negocio para asegurar la intimidad. Otra de las noticias es la compatibilidad con HP Sure Sense, una exclusiva satisfacción antimalware que usa IA (inteligencia artificial) para contribuir a detectar amenazas y custodia contra asaltos de día cero.

HP ZBook 14u G6 y ZBook 15u G6

HP anunció la sexta generación de sus estaciones de trabajo móviles más compactas, modelos ZBook 14u G6 y ZBook 15u G6. En la búsqueda del equilibrio entre la movilidad de un portátil y el desempeño de una workstations, ZBook 14u G6 luce por ser la más rápida de la industria con un espesor de 18 mm y un peso contenido en 1,58 kilogramos.

Da un display de 14 pulgadas de diagonal con resoluciones nativas de hasta 4K, un brillo más alto de 600 nits y sustento para el 100% de la gama de color Adobe RGB. Dentro suyo resaltan los nuevos procesadores Intel® Core™ vPro™, con modelos como el Core i7-8665U con 4 núcleos y ocho hilos de procesamiento originario, haciendo un trabajo a una continuidad de hasta 4,8 GHz.

Puede conducir hasta 32 Gbytes de memoria RAM e integrar entidades de estado solido PCIe NVMe para alojamiento de hasta 2 Tbytes. HP ha maximizado el apartado gráfico con dedicadas expertos como la AMD Radeon Pro WX 3200, que según la empresa incrementa el desempeño del apartado gráfico hasta en un 50% en oposición al modelo antecedente. Entre su conectividad, recalca el sustento para las novedosas redes sin cables Wi-Fi 6 (802.11ax), además de puertos Thunderbolt 3 o salida HDMI 1.4b.

Tecnología de punta

Además de los portables expertos y las estaciones de trabajo, HP ha anunciado el monitor informático EliteDisplay E324q, con 31,5 pulgadas y resolución QHD. Tiene 4 posiciones y un diseño ergonómico que lo convierten en una utilidad de alta eficacia con una extensa selección de configuraciones de conectividad que tienen dentro HDMI, DisplayPort y USB-C para complementarse de forma sencilla en un ámbito de TI multigeneracional.

En un mundo donde el software malicioso evoluciona de manera rápida, hay un número sin precedentes de asaltos de ransomware, y a ello hay que agregarle el incremento de las amenazas de firmware. Frente este ámbito, las organizaciones tienen que planificar la custodia de sus gadgets de punto final. Todos los días se se dan cuenta bastante más de 350.000 novedosas variedades de software malicioso, parte importante de ellas cerca de programas de custodia y salve demasiado destructivos, que obligan a estar preparados con una exclusiva generación de sistemas de defensa contra estas amenazas.

HP Sure Sense es una novedosa satisfacción antimalware que usa IA (inteligencia artificial) para contribuir a detectar amenazas y custodia contra asaltos de día cero, además de la evaluación en el accionar de la actividad del programa de custodia y con un encontronazo mínimo en el desempeño del sistema.

La satisfacción se incorporó a los equipos presentados, HP EliteBook 800 G6, y los nuevos ZBooks, añadiéndose a otras configuraciones de seguridad como HP Sure Start, HP Sure Recover con Embedded Reimaging, para achicar de manera rápida la rehabilitación del programa del sistema y le citada tecnología contra la piratería informática visual, HP Sure View.

Este lanzamiento piensa la entrada de HP en la impresión textil para ropa deportiva o popular, decoración de interiores y apps de cartelería maleable.

HP anunció la novedosa serie HP Stitch S, una cartera de impresoras textiles digitales que garantizan prestar una conjunción de colores ligera y precisa, adjuntado con procesos eficaces y simplificados. Es la más reciente originalidad de HP diseñada para apresurar la adopción de la impresión digital comercial.

“Las tendencias en apps de decoración y moda, la producción bajo demanda y la personalización están impulsando el desarrollo de la impresión digital”

Indicó Santi Morera, director general de la división de resoluciones gráficas de HP.

“El mercado de textiles impresos digitalmente está experimentando un desarrollo anual de dos cantidades, y la previsión es que alcance los 5.500 millones de USD en 2023, según Smithers Pira. Esperamos hacer viable una exclusiva evolución de la impresión digital con la llegada de las novedosas HP Stitch de la serie S”.

La cartera de impresoras combina la tecnología de inyección de tinta térmica HP con los tintes nivel de la industria para hacer mejor la durabilidad del color. La primer parte tiene dentro tres novedosas impresoras de 64 a 126 pulgadas de ancho: la impresora HP Stitch S300 de 64 pulgadas, la impresora HP Stitch S500 de 64 pulgadas y la impresora HP Stitch S1000 de 126 pulgadas.

“Nuestra vivencia con HP Stitch S300 fue muchísimo más simple y eficaz que otras impresoras secundarias de tinte que hemos usado previamente”

Ha dicho Teunis Roos, Color Concepts.

“La mayoría de las impresoras necesitan una acción manual en relación a cuidado y formación del cabezal, pero la HP Stitch S300 es más proactiva y automatizada cuando hablamos de desempeño”.